SHAKESPEARE Y LA LUNA, SIEMPRE

Es una obra coreográfica que rinde homenaje al gran dramaturgo inglés William Shakespeare. La obra de Shakespeare representa un legado universal invaluable , crisol de géneros dramáticos desarrollados de manera magistral, su pluma ha impactado y alimentado el espíritu de millones de personas, actores, directores , coreógrafos, escenógrafos, vestuaristas y grandes públicos del mundo entero. Shakespeare y la luna, siempre lleva al movimiento sensaciones de algunas escenas y personajes representativos de la obra del gran autor isabelino. La obra de Shakespeare seguirá presente mientras tengamos la capacidad de asombro ante el reflejo extraordinario y complejo de la condición humana. Shakespeare y la luna, siempre habla, a través de la danza, de esencias, historias y enigmas que el ser humano ha querido descifrar a través del tiempo. Esta pieza coreográfica está acompañada con música de Goerg Frederich Händel . Shakespeare y la luna, siempre nos lleva de la mano hacia nuevos paisaje humanos, acompañados por la música del gran compositor alemán. Poseedora de una enorme esencia teatral y escénica, las composiciones de Händel marcaron toda una era en la música inglesa. Autor de más de 40 óperas es considerado en Inglaterra el más importante entre Purcell y Elgar. Nacido casi cien años después de Shakespeare, Händel se nacionalizó inglés y vivió más de la mitad de su vida en Inglaterra donde murió en 1759. Shakespeare y la luna, siempre es un gesto danzado que representa la eternidad donde habitan Julietas, Hamlets, Macbeths y Ofelias, entre otros personajes entrañables de la obra del dramaturgo, los cuales permanecen intactos y han estado presentes a través de los siglos. La obra de William Shakespeare ha ganado no sólo algunas batallas sino la guerra contra el olvido. Está aquí y ahora como la Luna que con sus diversas caras asombrará e iluminará nuestra existencia mientras el mundo siga su curso y el hombre tenga un pretexto para expresar la emoción de estar vivo.

1/1